Los detectores de metales fueron originalmente diseñados para los Juegos Olímpicos. Sin embargo, gracias a su excelente rendimiento, estabilidad y extrema sensibilidad en la detección de hasta los objetos más pequeños, estos han sido incorporados en infinidad de situaciones.

 

Características de los detectores de metales manuales

Los detectores de metales portátiles están diseñados para la protección de áreas sensibles a la seguridad. En muchos casos estos resultan tan precisos como los rayos X en la búsqueda y detección de objetos metálicos.

Los detectores de metales manuales suelen ser más baratos y están libres de radiación, más ligeros de peso y sensibles y requieren poco mantenimiento. Además, la forma de su superficie permite que el dispositivo sea mucho más manejable y fácil.

El rango de detección de los detectores manuales suele depender del tamaño y conductividad de los objetos de metal. Cuanto más grandes sean estos, mayor será la distancia de la detección. Sin embargo, la mayoría de estos dispositivos tienen un botón específico de reducción de sensibilidad ignorando la interferencia que pueden causar algunos metales de grandes dimensiones.

 

Usos de los detectores de metales manuales

Las principales aplicaciones de los detectores manuales suelen darse en escuelas, tribunales, centros de reclusión, grandes eventos (como por ejemplo eventos deportivos), empresas, hogares nocturnos, bares y otros espacios públicos. Así, estos se suelen utilizar en:

    • Aeropuertos y estadios.
    • Centros penitenciarios.
    • Edificios públicos y privados
    • Escuelas
    • Instalaciones nucleares
    • Terminales de transporte.
    • Palacio de Justicia
    • Monumentos históricos
    • Seguridad Corporativa.

Además, en algunas ocasiones los trabajadores de la madera de construcción también utilizan detectores de metales portátiles para encontrar clavos peligrosos u otros desechos metálicos que se puedan encontrar en materiales de construcción.

 

Modelos de detectores de metales manuales 

    • Garrett Super Wand: Este detector de metales tiene un campo de detección de 360º, algo que le proporciona una sensibilidad uniforme y un indicador de localización.
      Este dispositivo resulta altamente efectivo especialmente para la detección de armas y otros objetos metálicos.

    • Garrett Super Scanner V: Este es el detector manual más demandado por la policía y por los agentes de seguridad. Esto se debe a su capacidad para detectar todo tipo de elementos metálicos ocultos, como pueden ser esposas, cuchillos o drogas envueltas en papel de aluminio.
      Gracias a su gran superficie de detección se produce un escaneo rápido y completo. Además, este resulta muy fácil de utilizar ya que no requiere sintonización ni requiere ningún tipo de ajuste.

    • Garrett THD: Este último detector de metales se caracteriza por ser extremadamente resistente. Su área de detección de 360º lo convierte en un dispositivo híper sensible ideal para todo tipo de situaciones, gracias a su versatilidad.
      El detector manual Garrett THD resulta especialmente útil para su uso en escuelas, bares y clubes, así como para la seguridad corporativa.

Si quieres saber más sobre los usos y funciones de los detectores de metales manuales, puedes consultar nuestros diferentes modelos en detectores de metales y sus características.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
es_ESSpanish
es_ESSpanish