Los arcos detectores de metales por el que debemos pasar en los aeropuertos o estaciones cuando viajamos o cuando accedemos a grandes empresas o instituciones son totalmente inocuos tanto para el feto como para la madre embarazada.

También son totalmente inofensivos los detectores de metales manuales que en muchas ocasiones utilizan los vigilantes para realizar una detección rápida de personas como medida de seguridad complementaria.

¿Cómo funcionan los arcos detectores de metales y los detectores de metales manuales?

Tanto los arcos detectores de metales como los detectores de metales manuales utilizan un campo electromagnético de baja frecuencia que no afecta ni a las mujeres embarazadas ni a ninguna otra persona. En realidad el campo electromagnético es muy similar al que cualquier electrodoméstico emite habitualmente, es decir, ningún riesgo.

Ambos sistema de detección de metales no actúan con rayos X y por lo tanto no emiten ningún tipo de radiación ionizante, que sí podría ser perjudicial para el feto o para cualquier persona en casos de exposiciones a dosis muy altas o muy frecuentes.

Por lo tanto, si estás embarazada y tienes que viajar puedes hacerlo tranquilamente. Al menos no tienes que preocuparte en absoluto por tener que pasar por los obligados controles de seguridad.

Nuevos sistemas de detección de amenazas (metales y no metales) de escáneres corporales

También queremos explicaros, porque es muy probable que si estáis embarazadas hayáis leído algo o alguien os haya hablado de los nuevos sistemas de detección de metales que se están instalando en algunos aeropuertos.

Estos nuevos sistemas son 3:

1. BACKSCATTER: Hace años se comenzó utilizando escáneres corporales mediante retrodispersión que sí que empleaban radiaciones ionizantes (rayos X) para generar imágenes corporales desnudas del pasajero.

En la técnica Retrodispersión,  los rayos x son emitidos y detectados del mismo lado, “mapeando” e identificando posibles amenazas pegadas al cuerpo, bajo la ropa.

Para eso, son necesarias imágenes de frente y espalda (como muestra la figura) y que aparecen,  como citan algunas publicaciones, como un “cuerpo desnudo.  Por esta razón y por la polémica generada en torno a la constreñimiento, aunque estas radiaciones eran de muy baja intensidad y por tanto era muy improbable que provocaran un riesgo para la salud, lo cierto es que se han ido retirando y actualmente ya son prácticamente inexistentes. De hecho, en la Unión Europa están prohibidos desde el 2011.

2. DETECTOR DE ONDAS MILIMETRICAS: El otro nuevo dispositivo de seguridad que se está instalando principalmente en EEUU son  los escáneres de ondas milimétricas, unas ondas de radio de baja frecuencia que al rebotar en la superficie del cuerpo generan una imagen. Las ondas no penetran en el cuerpo por lo que no existe ninguna evidencia de que pueda ser peligrosa para ninguna persona, ni tan siquiera para las embarazadas o para el feto.

Funciona como un detector de metales generando ondas magnéticas, pero milimétricas (de 1 a 10 mm, semejantes a un microondas) que pueden penetrar las ropas y se reflejan en el cuerpo y objetos de la persona inspeccionada. El sistema interpreta las ondas reflejadas generando una imagen holográfica (llamada Avatar), en la cual puede determinarse si existen objetos bajo la ropa o pegados al cuerpo.

No identifica drogas u otros objetos dentro del cuerpo (o bajo pliegues de grasa), o aún bajo ropa gruesa (abrigos, chaquetas, zapatos, etc), por esta razón deben ser retiradas al pasar en estos escáneres.

3. BODYSCAN: Escáneres RX vía “transmisión directa”: El rayo X es emitido de un lado y captado por el otro lado, atravesando el cuerpo.

Es utilizado para rutinas críticas en centros penitenciarios, comisarias, instalaciones militares y algunos casos críticos en Aduanas/Aeropuertos.  No es utilizado en aeropuertos para la rutina del día a día de viajeros por ser ionizante.

En Orcrom disponemos de Bodyscan con emisión de radiación ionizante ajustable (mínima 0,2sV, 100 veces menos que el utilizado para una radiografía odontológica), permitiendo la inspección de más de 2000 veces el año.

Este equipo permite detectar presencia de metales, drogas y explosivos pegados al cuerpo y en el interior del mismo, haciendo prácticamente imposible el acceso sin la identificación de la amenaza.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
es_ESSpanish
es_ESSpanish